Entrada Extra

Empezaremos pronto a estudiar, uno a uno, los elementos de la tabla periódica. 

Veremos sus diferentes propiedades, descubrimiento, curiosidades, aplicaciones... Y mucho más.  

Antes de empezar, me gustaría que te leyeras una entrada de mi otro blog: Astronomía para tontos, en la que hablo de los estados de la materia: Enlace AQUÍ. Básicamente, los elementos en la naturaleza pueden encontrarse en estado líquido, sólido y gaseoso. Tienes que entender un poco porqué para continuar leyendo.

De cada uno de los átomos, veremos, por ejemplo, su Masa Atómica. Para que te hagas una idea, el hidrógeno, el primero de los elementos, pesa 1´008 UMAs (al menos de promedio). Un UMA es una Unidad de Masa Atómica, que es una doceava parte de lo que pesa el átomo de Carbono. ¿Y cuánto narices pesa un átomo de carbono? Pues es muy difícil pesar un átomo de carbono, pero si juntamos unos cuantos millones de millones de millones de ellos... la cosa cambia. Para eso existe el Número de Avogadro. El número de Avogadro es 6´023x10 elevado a 23. Es decir, 602300000000000000000000. (6023 y 20 ceros). Es un número bestial. Más o menos, es el número de tazas de café que harían falta para vaciar el océano (eso creo recordar que leí una vez, supongo que podría calcularse). Si el carbono pesa unos 12 UMAS, entonces 602300000000000000000000 átomos de carbono (lo que se conoce como un MOL de carbono) pesarán 12 gramos. La Masa Molar del carbono, por lo tanto, son 12 gramos. Es la magia del Número de Avogadro. 

Por cierto, un MOL de un gas cualquiera a condiciones de 1 atmósfera de presión y 0ºC ocupará 22´4 litros. Siempre. (Volumen Molar).

Un 0´50% de los átomos del Universo son carbono. En realidad, es muy abundante. Aunque la palma se la llevan el hidrógeno y el helio, con un 75 y un 23% respectivamente. Se podría decir, entonces, que el Universo es básicamente hidrógeno y helio. El resto de elementos de la Tabla Periódica están allí, básicamente, para redondear hasta 100. 

Son 118, como ya he mencionado, aunque de ellos, solo 94 existen en la naturaleza (conocida, al menos) de manera natural. Los otros son muy inestables y han sido sintetizados. Como sabes, los átomos se mantienen unidos gracias a unas fuerzas internas de atracción de los elementos que los conforman. Los protones, al tener el mismo símbolo eléctrico, se repelerían entre sí si no fuera por una fuerza mucho más potente, llamada fuerza nuclear, que mantiene unido al núcleo. Lo mantiene unido, claro, si el número de protones (y la consiguiente fuerza de repulsión entre ellos) no es demasiado elevada, en cuyo caso, el elemento se vuelve inestable (radiactivo). Menos mal, por otra parte, que están los neutrones, que, como su propio nombre indica, son neutros y no se repelen, manteniendo los núcleos de los átomos unidos. Con un límite también, por supuesto. Richard Feynman predijo que el último elemento de la tabla sería el 137, aunque estudios recientes sitúan el límite en 126. Andaremos y veremos, que dice un amigo mío. 

En la Tabla Periódica, también merece la pena mencionarlo, hay 3 elementos que han sido descubiertos por españoles: el platino, el wolframio y el vanadio. Fueron Antonio de Ulloa, Fausto Delhuyar y Andrés Manuel del Río los artífices de tales descubrimientos.

Iremos viendo, a lo largo del tiempo, los diferentes elementos. Cualquier información que estimes importante, cualquier duda, comentario o sugerencia serán bien recibidas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario